EJERCICIO 6

EJERCICIO NÚMERO 6.

leer horizontalmente.

- Otro ejercicio que puedes realizar es, teniendo en cuenta las condiciones que se han descrito anteriormente, leer todos los días, durante un cuarto de hora aproximadamente, a la mayor velocidad posible, sin preocuparte de la comprensión. Esta práctica está relacionada con el entrenamiento para no hacer regresiones y con el entrenamiento de tu vista para identificar más rápidamente las palabras, de ahí que la comprensión carezca de importancia.

- Cuando te encuentres fatigado es mejor hacer un descanso. Estas paradas pueden hacer que mantengas un buen ritmo de lectura, mientras que no hacerlas perjudicará la velocidad, y más aún la comprensión. Parar unos minutos te hará ganar en todos los sentidos.

ANTERIOR    PÁGINA DE EJERCICIOS     PÁGINA PRINCIPAL    SIGUIENTE