LA IMPORTANCIA DE LAS IMÁGENES PARA LA COMPRENSIÓN

Finalmente, vamos a comentar un aspecto poco tratado y que es necesario para realizar una buena comprensión: la lectura de gráficas, diagramas y figuras. Con mucha frecuencia te encontrarás con que en tus textos aparecen, con la finalidad de ilustrar y facilitar la comprensión de los contenidos desarrollados, una serie de representaciones que adoptan diversas modalidades; las más frecuentes son:

- Gráficas de líneas, que muestran cómo cambian los valores numéricos a lo largo del tiempo. El eje vertical (ordenada) muestra los valores numéricos, y en la abscisa (eje horizontal) se recoge el período de tiempo, como muestra la siguiente gráfica

En ocasiones pueden aparecer dos o más líneas superpuestas; por tanto, representan las variaciones de dos o más valores relacionados entre sí, durante un mismo período de tiempo. La gráfica siguiente ilustra este tipo de gráficas, donde se puede observar la evolución seguida por el producto interior bruto (PIB) y del indicador general de la actividad económica (IGAE) a lo largo de los tres últimos años, lo que permite tener una visión general de la actividad económica de España en este tiempo.

- Las gráficas de barras representan valores numéricos con barras verticales. Normalmente, debajo de cada barra (en el eje de abscisas) se indica lo que cada una de ellas representa. Las barras también pueden aparecer superpuestas, como en el caso de las líneas, o ser mixtas, es decir, que un bloque de barras representen diversos valores cada una y que el bloque, en sí mismo constituya un valor. A continuación encontrarás un ejemplo de gráfica de barras mixta.

- Diagrama de sectores es el nombre que se le da a un círculo dividido en partes. Cada una de las partes representa un valor respecto a un todo; lo que se desea representar aparece en el círculo como un todo y cada valor será una parte de él, con lo que se hace posible tener una visión comparativa, como se muestra en la próxima gráfica.

 

ANTERIOR    PÁGINA DE EJERCICIOS   PÁGINA PRINCIPAL